sábado, 15 de marzo de 2014

METODOS DE INVESTIGACION

domingo, 17 de noviembre de 2013

Significado de la palabra ZOE


 Zoe (en griego Ζωή, que significa "vida"), (h. 978 - junio de 1050) emperatriz del Imperio bizantino con distintos co-emperadores 15 de noviembre de 1028 - 1050, y como emperatriz reinante del 19 de abril al 11 de junio de 1042.
Zoe fue una de las pocas emperatrices bizantinas que nacieron en la púrpura (es decir, como hijas legítimas de un emperador reinante). Era sobrina de Basilio II e hija de Constantino VIII, que había sido nombrado co-emperador en 976 y emperador único en 1025. Éste sólo reinó durante tres años, entre el 15 de diciembre de 1025 y el 15 de noviembre de 1028.
Antes de su muerte, Constantino casó a Zoe al heredero que había elegido Romano III Argiro, eparca de Constantinopla, el 12 de noviembre de 1028. Constantino confiaba en que Romano ayudaría a su hija Zoe a controlar el poder, pero Romano demostró ser un marido muy poco fiable y un emperador inútil. En 1034 apareció asesinado en su baño. Zoe volvió a casarse inmediatamente, incluso antes de que retirasen su cadáver del baño. El segundo marido de Zoe fue Miguel IV "el Paflagonio", que reinó hasta su muerte en 1041.
El siguiente co-emperador de Zoe fue su hijo adoptivo Miguel V Calafates, sobrino de su segundo marido, cuyo corto reinado sólo duró hasta el año siguiente. Durante dos meses en 1042, Zoe compartió el gobierno con su hermana Teodora Porfirogeneta, hasta que pudo encontrar otro marido, el tercero y último permitido por la Iglesia ortodoxa. Su elección recayó en Constantino IX Monómaco (reinado, 1042-1055), que la sobrevivió cuatro años. Zoe murió en junio de 1050.
En griego hay dos términos para designar la vida: ζωη(zoè) de donde deriva la palabra «zoología» y Βιοζ (bíos) de donde deriva la palabra «biología». Originalmente, ζωη(zoè) se refería a la vida en general, como característica común de todos los seres vivientes, y por lo tanto no se empleaba en plural. Para referirse a las vidas concretas, se utilizaba la palabra Βιοζ (bíos) Sin embargo, con el tiempo las diferencias entre ζωη(zoè) y Βιοζ (bíos) fueron atenuándose. En todo caso, para los griegos, la vida —tanto si la llamaban ζωη(zoè) como si la llamaban Βιοζ (bíos)_ era siempre una realidad natural. Es un nombre femenino de origen griego, significa Vida, aliento de vida o llena de vida, un personaje en una Obra de Shakespeare se llama Zoe (pero no me viene a la mente en este momento la obra . Zoé quiere decir "vida". Es la persona vitalista, alegre, excitada y activa. Su origen etimológico anterior apunta al concepto de "nacer, dar vida".
Los judíos alejandrinos tradujeron Zoé como Eva, por ser la madre bíblica de todos los mortales, es decir, el símbolo de la vida. Santa Zoe fue la esposa de San Exuperio, en el siglo II. Su uso es indistintamente femenino y masculino. La vida “zoe” es la vida que Dios tiene en sí mismo y que ha sido manifestada por medio de su Hi
Jesucristo al mundo para que todo aquel que cree en Él, no se pierda sino que tenga vida eterna (1 Jn. 1:2;
Jn. 5:26; 3:15-16; 10:10). La vida “zoe” además de ser un estado o dimensión es una persona, Jesucristo (Jn. 11:25; 14:6;
Col. 3:4; 1 Jn. 1:1; 5:20). El cristiano recibe de Dios la vida “zoe” desde  el nuevo nacimiento y además le inscribe su nombre, Luego del nuevo nacimiento los cristianos debemos, avanzar en el evangelio para crecer en la vida “zoe”







martes, 5 de noviembre de 2013

Fanny Abanto Calle con cariño


Maestra evangelizadora en su aula. Supo  poner en práctica una pedagogía de la ternura, lo dicen sus alumnas, en su práctica lo demostró, tanto en los colegios como en el Sara Bullón, Iturregui, El Rosario, buscaba que sus alumnas encuentren en sí mismas su ternura y amor y lo practiquen con los más desvalidos de la sociedad. Sus clases eran en contacto con la realidad, buscando soluciones en situaciones que en su alcance y junto a sus alumnas podía hacerlo.
Maestra cristiana las 24 horas del día, en el aula y fuera de ella.
 
Se acercaba a mujeres, niños, jóvenes de pueblos jóvenes en ese entonces en Pueblo joven Las Mercedes, Esteparias, Micaela Bastidas otros más, animando y
fortaleciendo los hogares a tener una mejor calidad de vida, ayudándoles en sus gestiones como en conseguir con prontitud los servicios básicos que requerían, formando a las familias con orientaciones espirituales, así como con recursos materiales a tal extremo que se quedaba sin sueldo por atender a familias en extrema pobreza y que requerían con urgencia atención, acercando a las familias a amar y querer a María, pues se daba tiempo de integrar en su parroquia de San Carlos, hoy J. Leonardo Ortiz al grupo de la Legión de María, el Presídium “Reina de la Paz” cuyo objetivo era el servir a los más necesitados, del que fue fundadora.
Pueblo…era otra parte de su servicio integrar el sindicato SUTEP como docente y luchar por las reivindicaciones de los maestros, acudir y defender a trabajadores en ese tiempo de la yutera y otros más que luchaban. Atender a los encarcelados y a las familias de estos. Su servicio se extendía más allá de Chiclayo, hasta La Victoria, Roque, Callarte y más lugares, como no recordar la ayuda que brindó campesinos que estaban siendo afectados en expropiación de sus terrenos por ejemplo en Roque. Funda la entidad Cristiana de Canillitas y Lustrabotas de Chiclayo.
De comunicación asertiva, de sabia escucha, de leal amistad, de invitación permanente en el seguimiento evangélico, de que tus amigas descubran sus valores y junto a ti servir, es que esa era tu misión, y contagiabas.
“Las muestras de su amor, puedo afirmar, fueron permanente, eran parte de ella, ella era así... buena, linda, acogedora, tierna, desprendida, alegre, graciosa, recta, firme, llena de vigor...” Zoila Acuña.
Te recordamos Fanny, pues hoy seguimos necesitando mujeres como tú, necesitamos fortalecernos espiritualmente pues nos legas un testimonio de servicio, de lucha, fraternidad fidelidad, ternura, compasión, de empatía.
Que riqueza espiritual la tuya incansable hasta el último momento, no te dabas tregua ni descanso. Verdadero servicio y seguimiento del evangelio.
 
Tú has mostrado a Jesús a tus alumnas, colegas, amigas y amigos, maestros y maestras, a través de tu práctica de servicio.